¿Qué son las estrategias de aprendizaje?

Involucrar a los estudiantes con problemas de atención y TDAH en el aprendizaje, en lugar de solo controlar su comportamiento, debería ser una meta para todos los maestros. Sin embargo, a los profesores les preocupa que tengan que crear un programa separado o alterar de otra manera la forma en que enseñan.

Aquí entran las estrategias de aprendizaje, que se refieren a métodos que los estudiantes usan para aprender. Esto abarca desde técnicas para mejorar la memoria hasta mejores estrategias para estudiar o tomar exámenes. Lo ideal es que los educadores también ofrezcan y se familiaricen con estas nuevas formas que tienen los estudiantes para aprender.

Según Ezra Werb, M.Ed., terapeuta educativo y autor, en su edWebinar “Estrategias de compromiso para estudiantes con desafíos de atención: reducir la ansiedad y aumentar la confianza”. Durante su presentación, ofreció estrategias de aprendizaje que podrían implementarse para disminuir las ansiedades de los estudiantes con problemas de atención. Estas estrategias también pueden aumentar su confianza, por lo que pueden cumplir los mismos objetivos que sus compañeros que no luchan con los problemas de atención. Aquí van 5 estrategias de aprendizaje, para acompañar en el proceso de enseñanza a todos los alumnos, sin excluir a nadie.

1. Intente conseguir su interés en el aprendizaje. Los intereses de los estudiantes no se hablan lo suficiente ni se utilizan para la ventaja de un maestro. Sugirió preguntar a todos los estudiantes sobre sus pasatiempos, gustos y actividades. Luego, el maestro puede incluirlos en las lecciones, por ejemplo, usando personajes de dibujos animados favoritos en problemas de palabras o haciendo que los estudiantes escriban perfiles de atletas para llamar la atención. Al reunirse con los estudiantes en sus áreas de especialización, la ansiedad disminuye y el interés aumenta.

2. Atención a la comodidad. Para los estudiantes con trastornos sensoriales o de hiperactividad, el escritorio típico de los centros educativos puede ser perjudicial. Tal vez sea demasiado grande para el niño y sus pies cuelguen, o tal vez el asiento sea demasiado duro. Si bien una solución no funcionará para todos, los maestros pueden experimentar ajustando escritorios, proporcionando taburetes o incluso dejando que los niños se sienten con sudaderas para que puedan concentrarse en las lecciones. Además, proporcionar oportunidades para que los estudiantes se muevan por la sala puede ayudar. Y, por supuesto, hay muchos elementos inquietos (hilanderos, masilla, cubos) que pueden ayudar a los estudiantes. Para ellos, la clave es asegurarse de que los elementos intranquilos no se conviertan en una distracción.

3. Haga que una historia larga se sienta corta. Muchos estudiantes con problemas de atención también tienen un trastorno del procesamiento del lenguaje. Puede ser difícil para un maestro saber dónde comienza uno y dónde termina el otro. Werb descubrió que agilizar textos requeridos ayuda a muchos estudiantes. Por ejemplo, explicar los personajes principales, el escenario, los puntos clave de la trama, la jerga desconocida o cualquier cosa que pensara que los ayudaría a sentirse cómodos con el texto. Otras estrategias incluyen mostrarles la película, dejar que lean la versión de la novela gráfica o seguir el texto mientras escuchan el audiolibro. Si bien los maestros quieren que los estudiantes puedan eventualmente tomar un libro y trabajar en él sin estas muletas, estas estrategias ayudan a los estudiantes a sentirse cómodos con textos más largos.

4. Acompañelos en la escritura. Primero, Werb dijo que darles a los estudiantes un lápiz para escribir es como darles un martillo para cavar un hoyo. Incluso con un lápiz mecánico, el instrumento podría ser parte del problema. Siempre que fue posible, abogó por permitir que los niños usen la tecnología. Poder utilizar un programa de procesamiento de texto puede proporcionar ayuda inmediata para muchos estudiantes. Para aquellos con problemas más complejos, se descubrió que permitirles usar programas de presentación de diapositivas donde los estudiantes pueden agregar fácilmente gráficos, organizar sus ideas, formas y colores y moverse por su contenido pueden aprovechar sus fortalezas como aprendices. También dejó que los estudiantes usaran programas de voz a texto.

5. Enseñar en alta definición. Esto significa que cada tarea, impresa o digital, debe ser tan visualmente clara como sea posible. Por ejemplo, sugirió que en lugar de abarrotar todos los problemas matemáticos posibles en una página, los maestros separan los problemas y hacen que la página se vea menos aglomerada. Además, permita que los estudiantes usen marcadores para marcar diferentes pasos en las instrucciones, o proporcione tareas que ya estén codificadas por colores.

Incluso con estas estrategias, Werb advirtió a los maestros que no apresuren a los estudiantes con problemas de atención para llegar al nivel de grado. Aunque definitivamente pueden alcanzar los mismos niveles de logro que sus compañeros; el viaje podría ser más largo.

“De lo que estamos hablando aquí son pasos incrementales, crecimiento incremental”, dijo Werb. “Si tienes un estudiante … que incluso tiene dificultades para escribir algunas oraciones, esperar cinco párrafos hoy solo aumentará su ansiedad … Creo que observar el crecimiento incremental de estos estudiantes es muy importante para generar confianza y no pararse. Por lo tanto, queremos mantener sus objetivos iguales, queremos mantener los estándares iguales, pero podría llevarles más tiempo y podrían tomar más pasos para alcanzarlos ”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *